Educación Financiera

Para tener en cuenta

Pasos para lograr la prosperidad económica

Llegar a la libertad financiera puede dejar de ser un sueño siempre y cuando nos enfoquemos y empezamos a trabajar en ello.

Hay muchas formas de crear la abundancia y lograr la prosperidad, sin embargo existen ya unos principios en los que esta se fundamenta.

Estos pilares son el inicio del camino, en lo primero que tendrás que labrar para llegar a la meta deseada: una riqueza estable, sólida y perdurable.

 

Para tener en cuenta

 

Modificar algunos elementos psicológicos nos va a permitir pensar, actuar y lograr nuestro propio éxito, que ojo, no es el mismo de los demás, sino el tuyo.

Ten clara la definición de libertad financiera. ¿Qué es? Básicamente es tener dinero, poder brindar la mejor educación a tus hijos (si los tienes), calidad de vida, una buena vivienda y seguridad financiera en la vejez.

Gran parte de las preocupaciones y problemas que enfrentamos diariamente tienen que ver con el dinero. Sería ideal y quizá hasta un ensueño, pensar que todo eso podría desaparecer.

La mayoría de las personas están acostumbradas a trabajar para poder vivir, a que sus días dependen del dinero mensual que reciban de una actividad laboral. Sería sensacional eliminar esa mentalidad, pero, ¿se puede?

Pues de esto se trata la libertad financiera, y llegar hasta allá no es una cosa de otro mundo. Si bien te va a tomar un buen tiempo, no es imposible.

Antes de dar el primer paso, revisa los siguientes tips:

1. Tu situación financiera es tuya y de nadie más

Deja de culpar al Gobierno, a tus vecinos, a la empresa en la que laboras, al pasado, a tus familiares, amigos y demás. Tu actual situación financiera es totalmente tu responsabilidad y es el resultado de las decisiones que tomas a diario. Si hoy por hoy estás en una mala situación, pues sal de ahí, deja de quejarte, acepta que es tu culpa y que en tus manos también tienes la capacidad de salir de allí.

2. Trabaja en pensamientos que atraigan la riqueza

Resetear la mente, aunque no parezca, es lo que tal vez pueda tomarte más trabajo. Tienes que empezar por programarte nuevamente con pensamientos que atraigan la riqueza y eliminar los que definitivamente no te aporten nada.

Esto es solo un pequeño escalón, todo no depende de este cambio. Es la suma del pensamiento más la acción lo que te permitirá llegar a la prosperidad.

3. Menos premios, más riqueza

No te premies por todo. Pasa que, curiosamente, quienes menos dinero tienen o reciben mensualmente, son los que más acostumbrados están a comprarse pequeños regalos por simple deseo o satisfacción. No llevan un listado de las verdaderas necesidades ni del total de sus gastos, los que les impide ahorrar e invertir.

Podrás regalarte algo en cierto momento, porque al fin y al cabo también trabajas para ti, pero esto no debe convertirse en un hábito.

4. Plantea tu estrategia para crear abundancia

Es el momento de pensar y analizar. Sí, debes crear tu propia estrategia. Todos somos diferentes, por lo tanto tendrás que escribir tus prioridades, sueños, metas y responsabilidades, de tal forma que puedas plantear algo 100 % realizable en tu caso.

Básate en tus habilidades, fortalezas, pasiones, el lugar donde vives, quienes te rodean y demás, para crear tu estrategia.

5. Sácale el jugo a tu habilidad para producir

Si ya tienes listos los pasos anteriores, quiere decir que ya estás andado por el camino de la abundancia. Ahora es el momento maximizar tus ingresos. No solo vas a lograrlo aplicando el paso 3, sino mejorando tu productividad. Este es el momento de generar muchos más ingresos pasivos y activos.

¿Cuál de todos te hace falta para iniciar a recorrer el camino de la prosperidad económica?

Artículos relacionados

Comentarios

No hay comentarios.

Deja un comentario

Fibot
Asistente virtual