Temas de seguridad

Para tener en cuenta

La seguridad de las transacciones está en tus manos

Así como la tecnología nos ha facilitado la vida en muchos aspectos, también ha aumentado nuestra exposición al riesgo y más si no tomamos las precauciones suficientes al momento de utilizarla.

Cada vez más personas acuden a las transacciones bancarias digitales para cumplir con sus responsabilidades, pues de esta forma se ahorran los costos que genera desplazarse hasta un punto físico y no se pierde tiempo en interminables filas.

 

Seguridad en tus transacciones

 

Pero esta opción, como todas las que permiten el manejo de dinero, tiene riesgos, por mínimos que sean. A continuación encontrarás tips a tener en cuenta:

Verifica que el sitio web sea seguro

Cuando realices una transacción identifica si hay una ‘S’ adicional al http. Tomando el ejemplo de que el pago se fuera a realizar en http://www.compras.com, debes verificar si al momento en el que te piden el dinero la página pasa a httpS://www.compras.com.

Otra señal que indica que la transacción es segura es la aparición de un candado cerrado, al inicio del nombre de la página (antes del https) o dominio.

Comprueba

Verifica que la página en la que te encuentras es la original del banco o la empresa en la que piensas hacer la compra. Con que una letra de la URL esté cambiada, ya es una señal de paso para desconfiar e intentar ingresar a la página de nuevo.

Ten cuidado cuando busques ofertas en línea, pues puede ocurrir que buscando los mejores descuentos llegues a sitios web pocos fiables.

Revisa condiciones del equipo

Antes de que muevas tu dinero en línea debes verificar que el computador o dispositivo desde el que lo haces tenga antivirus y esté actualizado. De esa forma te proteges de los virus, que no son más que un programa que se instala en el equipo sin permiso de los usuarios.

De esta forma también te proteges de los spywares, más conocidos como programas espías, que buscan tomar información de los usuarios sin que estos se den cuenta.

No te fíes de enlaces en correos electrónicos

El pishing es considerado por las autoridades como la mayor amenaza que deben sortear las transacciones por internet. Por medio de comunicados que lleguen a tu correo electrónico haciéndose pasar por una empresa o entidad reconocida (uno de los casos recientes más sonados fue el de la suplantación de la Registraduría Nacional del Estado Civil), te pueden extraer información personal, como contraseñas bancarias, de una forma fraudulenta.

Esos comunicados que llegan por correo hay un link que lleva a un sitio web con la misma apariencia que tiene el original. Para seguir avanzando en la página solicitan datos, que después son usados por los criminales para hacer compras electrónicas.

Otra recomendación es que no abras ni descargues archivos adjuntos en correos sospechosos o de cuentas desconocidas. Si es un correo de tu empresa, verifica que tenga el mismo dominio.

Protégete

Instala una suite de seguridad, que es un conjunto de aplicaciones, como antivirus, antispyware, firewall y Antispam, entre otros, para defenderlo de diferentes amenazas. Hay opciones gratuitas y pagas. Consulta y define cuál es la que más se ajusta a tus necesidades.

Además de la protección digital hay que tener siempre presente comportamientos básicos como no revelar nuestras contraseñas ni nunca anotarlas para recordarlas, pues lo más recomendable siempre será memorizarlas. Tampoco hay que proporcionar información confidencial por teléfono ni a través del correo electrónico.

¿Cuándo haces transacciones en línea cuál de estas recomendaciones tienes en cuenta?

Artículos relacionados

Comentarios

No hay comentarios.

Deja un comentario