Educación Financiera

Ocho recomendaciones a tener en cuenta

Consejos financieros para futuros padres

La idea de tener un hijo conlleva, además de cambios en los hábitos del hogar, una gran planificación financiera. La llegada de un niño cambia totalmente el estilo de vida de los futuros padres, pues aparecen nuevas responsabilidades las cuales deben asumirse conscientemente.

Consejos para futuros padres

No se trata de descartar la opción, sino de que al momento de considerarla se sientan totalmente preparados o empiecen a hacerlo desde el momento en que lo deseen. Planificar los nuevos gastos les permitirá conocer qué momento es el indicado.

Si con tu pareja ya has pensado en tener un integrante más en la familia, aquí te damos unos pequeños pero valiosos consejos:

1. Somos una familia: una familia es como un equipo, por tanto, deben ponerse de acuerdo en qué y cómo se dividirán los gastos y responsabilidades tanto del ahora como del futuro.

2. Plan de gastos: es el momento de crear o rediseñar un nuevo plan financiero. Deben tener muy claro cuáles son los ingresos y egresos que se generan al mes, de esta manera podrán saber con cuánto dinero están contando y qué les queda disponible.

3. Afiliación activa a seguridad social: esto se traduce en seguridad, tranquilidad y ahorro. Estar afiliado a cualquier entidad prestadora de salud les brinda no solo economía durante y después del embarazo, sino que también tendrán una protección constante y un acompañamiento médico en cualquier caso.

4. Reduce las deudas: si tienen la posibilidad, salgan de las deudas antes de que nazca el nuevo integrante. De esta forma podrán tener mejor solvencia económica para asumir los gastos que llegan.

5. Listado de necesidades: este punto es muy importante para los padres primerizos, pues son quienes más se dejan atraer por todos los productos de bebés que ofrece el mercado. Está bien querer brindarle lo mejor y los mayores cuidados, pero a veces hay cosas que pueden ser descartadas por no ser más que un deseo o capricho. Tengan presente que en alimentación, educación y salud se hacen varios gastos.

6. Buenas inversiones: cada vez que vayan a hacer nuevas compras, pregúntense la vida útil que tendrá el producto, por cuánto tiempo se usará, traten siempre de comparar o hacer búsquedas de ofertas por internet. Por ejemplo, en el caso de la ropa de bebé, lo indicado es no comprar mucha que sea de tallas muy pequeñas porque después de pocas semanas ya no podrá usar.

7. Plan de ahorro: a pesar de las nuevas responsabilidades, hay que hacer un esfuerzo para sacar una parte de los ingresos para ahorrar. Con un hijo no se puede evitar pensar en el futuro.

8. Simplifiquen gastos: revisen de qué servicios o productos pueden prescindir. Busquen la manera de que ambos reduzcan los gastos innecesarios.

Tener un hijo es sin duda una experiencia maravillosa que con un plan financiero definido será más gratificante y un poquito menos caótica. Si tienes hijos, ¿qué consejos le darías a quienes sueñan serlo dentro de poco?

Artículos relacionados

Comentarios

No hay comentarios.

Deja un comentario