Temas de seguridad

Para tener en cuenta

Asegura la información que compartes en internet

Confidencialidad, integridad y disponibilidad son tres criterios básicos de la seguridad de la información. Cuando estas tres características funcionan en su totalidad y al mismo tiempo, puedes estar tranquilo tus datos se encuentran protegidos.

Recomendaciones seguridad

Y esto es tan importante como preocuparte por las pertenencias que tienes en la casa, pues allí cuentas con elementos de valor y que en algunos casos tiene un gran significado para tu vida. Igual sucede con la información que compartes y que reposa en sitios de internet y cuentas bancarias, por ejemplo.

Fernando Alfonso Velasco López, director de Seguridad de la Información de Financiera Comultrasan, nos cuenta que la información es un tema transversal en las entidades, «no hay una empresa que pueda trabajar sin eso, la información se convierte en uno de sus activos más importantes. Si una organización deja de manipular información o la restringe, tendrá problemas en el ejercicio de sus actividades diarias».

Algo similar sucede con las redes sociales y demás servicios que encuentras en la red. El contar con una cuenta en Facebook, Instagram o Twitter aparentemente no te vale nada, sencillamente porque no gastas un solo peso para mantenerlas activas. Pero lo cierto es que esas empresas están recibiendo algo más valioso: tus datos personales.

Es por ello que debes ser muy consciente de la información que estás alojando en estos sitios. Aquí el tema puede ser más profundo si nos centramos a hablar todo lo relacionado con la ciberseguridad, que es donde reposan todas las herramientas y aspectos técnicos que actualmente se aplican en el mundo.

Sin embargo, es muy sencillo que desde el uso básico que a diario les das a las redes sociales puedas proteger lo que compartes.

Fernando Velasco explica que un gran paso es siempre preguntarse qué tan necesario y útil es lo que estás publicando. ¿Es realmente significativo publicar una fotografía diciendo que sales de vacaciones durante un buen tiempo? Cuando tengas la respuesta, pregúntate si crees que quiénes estén viendo aquello que publicas no pueden aprovecharse de tu ausencia en el hogar. Son acciones muy sencillas que pueden evitar malos ratos.

Ahora, en el caso de los niños. Es normal que te encuentres con cientos de publicaciones de menores en tus redes. En la mayoría de los casos hechas por sus padres o demás familiares y en donde sin querer brindan información muy privada que solo les pertenece a ellos. No hay protección cuando fijas la ubicación de dónde están tus hijos o si compartes una foto con el uniforme de su colegio.

Aunque a simple vista todo parece normal, estás visibilizando un dato que podría poner en riesgo la vida del menor.

Y más allá de este ejercicio de publicar y compartir, está también la seguridad que usas en las contraseñas. Muchas personas tienden a utilizar palabras relacionadas con el nombre de sus padres, hijos, mascotas o la fecha de nacimiento, datos muy fáciles de saber para quien quiera acceder sin nuestra autorización a las cuentas de correo electrónico y redes sociales.

Velasco recomienda en este punto hacer uso de servicios agregados que ofrecen estas compañías. Algunos tienen la opción de enviar notificaciones al celular, por ejemplo. Con esto se logra tener un mayor control del acceso a la información y de las personas que acceden a ella.

La contraseña es el mecanismo de autenticación por excelencia. No utilices la misma contraseña para todo. Ten a la mano patrones o cosas que recuerdes sin asociarlas necesariamente al servicio. Intenta cambiar las letras por números es un buen consejo. Agrega números, caracteres especiales y juega con las mayúsculas y minúsculas. No se trata de que pongas algo indescifrable que en cuestión de minutos se te olvide, sino de acudir a otros recursos creativos que te permitan mantener a salvo tu información.

¿Qué tanto aplicas estas recomendaciones en tus cuentas de correo electrónico y redes sociales?

Artículos relacionados

Comentarios

No hay comentarios.

Deja un comentario