Temas de seguridad

Para tener en cuenta

Adquirir un seguro de vida es una gran decisión

Aunque goces de buena salud, sabemos que la vida es frágil y puedes enfrentar situaciones, como un caso de invalidez laboral, que complique tu situación económica y la de tu familia.

Para que cuentes con una especie de protección ante estas eventualidades existen los seguros de vida, que tienen una gran ventaja y que además no genera impuesto de renta al recibirlo.

Seguro de vida

 

Pero la oferta en el mercado es tan amplia que, ¿qué recomendaciones debes tener en cuenta al momento de decidirte por uno?

Antes que nada debes tener claro los términos que se manejan en este sector financiero.

1. Cobertura: es el riesgo específico por el cual el seguro te protegerá. Puede ser por invalidez o fallecimiento.

2. Póliza: el documento que contiene las normas generales de tu seguro.

3. Suma asegurada: es el monto máximo que te pagará la compañía cuando ocurra el siniestro amparado.

4. Prima: hace alusión al costo del seguro, que en la mayoría de casos se debe cubrir mensualmente.

Una vez tengas claridad en los conceptos, lo que debes hacer es evaluar los ingresos y las necesidades que tienes para saber cuál es la opción más beneficiosa. Si no tienes familiares a cargo, lo más recomendable es tener un seguro para prevenir una enfermedad grave o accidente.

Si por el contrario cuentas con familia, debes buscar un seguro que te permita elegir la cobertura más apropiada y que te brinde momentos de tranquilidad en situaciones donde se pierde o se reduce la capacidad de generar ingresos económicos.

En este punto es importante decidir cómo vas a realizar la división entre los beneficiarios, puedes designar a más de uno.

Es vital que conozcas las diferentes modalidades de contratación existentes en el mercado. Debes tener clara la diferencia, por ejemplo, entre un seguro de Vida Riesgo, que es con el que se busca entregar un apoyo económico a la familia en caso de fallecimiento y el Vida Ahorro, diseñado para quienes quieren ser beneficiarios de su propio seguro de vida.

En caso de decidirte por un seguro que se haga efectivo al momento del fallecimiento, te recomendamos que la suma asegurada sea equivalente a los gastos básicos (arriendo, pago de cuotas, educación, alimentación, servicios) que tendrá la familia durante tres o cinco años, que es el tiempo que se estima necesita el núcleo familiar para alcanzar de nuevo un equilibrio financiero.

Otro punto que debes tener en cuenta es definir un monto del salario actual que puedas destinar para el pago del seguro.

Para tomar la mejor decisión es importante que busques una asesoría completa. Puedes acudir a los agentes de seguros que son los que te muestran los seguros existentes, te aclaran dudas y te entregan el plan que más se ajuste a tus necesidades y condiciones de pago.

También están los corredores de seguros, que son intermediarios de varias compañías que buscan dar a conocer sus portafolios.

Lo más aconsejable es que revises varias opciones en el mercado, y siempre compara las diferentes ofertas, pues no te debes guiar solo por el pago del seguro sino por las ventajas y desventajas que estos traen.

Actualmente la oferta de seguros en Colombia es bastante amplia, pero lo mejor es adquirirlo con compañías debidamente autorizadas por la Superintendencia Financiera.

Claramente esta es una decisión que debemos tomar con calma y después de un análisis detallado, pero nunca es muy temprano ni muy tarde para empezar a hacer ese estudio, ¿cuál es el seguro que más se ajusta a tus necesidades?

Artículos relacionados

Comentarios

No hay comentarios.

Deja un comentario